Previene el cáncer a través del deporte

previene el cancer

El deporte es clave para mantener un buen estado de salud, es necesario para cualquier persona, sin importar su edad o condición física, no se trata de practicar deportes de alta resistencia o una gran intensidad, caminar al menos 30 minutos diarios ya es una actividad muy beneficiosa.

En la mayoría de los casos, muchas personas ven la práctica de algún deporte o la actividad física en general, como un medio para bajar de peso o mantenerlo. La verdad es que interviene positivamente en las diversas funciones del organismo, incluso contribuye a la salud mental, pues permite liberar estrés y tensiones.

Ahora bien, estos beneficios a la salud, también tienen que ver con el cáncer, especialmente en el caso de las mujeres y el cáncer de mama. Está comprobado que hacer ejercicio puede ayudar de manera importante al tratamiento de esta enfermedad.

¿Cuáles son los beneficios del deporte para los pacientes con cáncer?

  • Mejora la eficacia de los tratamientos.
  • Disminuye los efectos secundarios de los tratamientos.
  • Reduce el porcentaje de recaída en las mujeres que han padecido cáncer de mama.
  • Disminuye la fatiga.
  • Mejora el funcionamiento cardiovascular y la fuerza.
  • Incrementa la calidad de vida.
  • Funciona como una terapia, incluso después del tratamiento.

Estudios realizados

En España Marina Pollán presentó uno de sus estudios, donde participaron más de 1000 mujeres, cuyas edades estaban entre los 18 y 70 años, entre ellas había incluso, damas que acababan de recibir el diagnóstico de cáncer de mama. La investigación comenzó con la comparación de mujeres sanas con otras enfermas, pero que tenían similares características físicas.

Uno de los aspectos a los que se prestó mayor atención fue las rutinas de ejercicio que tenían. Luego, fueron divididas en 3 grupos, comenzando por las que seguían las instrucciones de la Organización Mundial de la Salud, la cual establece que un adulto debe cumplir con 150 minutos de actividad física a la semana o 30 minutos de caminata cada día.

El segundo grupo se conformaba por las mujeres que realizaban ejercicios físicos pero no lo suficiente y por último, las damas que eran completamente sedentarias, es decir, su rutina no implicaba ningún tipo de ejercicio. Los resultados indicaron que las mujeres sedentarias tenían un 71% más de probabilidades de desarrollar cáncer de mama.

En conclusión, el ejercicio aeróbico, siempre y cuando se realice bajo la supervisión de un profesional, es muy beneficioso para el combate y la prevención del cáncer. Es necesario crear rutinas que lleven a su práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *